El papel de la adopción del código LEI en el crecimiento económico - Espana LEI
A partir del 3 de enero de 2018, los códigos LEI son obligatorios para todas las compañías que deseen continuar operando con valores.

El papel de la adopción del código LEI en el crecimiento económico

Espana LEI - LEI adopción

El papel de la adopción del código LEI en el crecimiento económico


Justo hace una década aproximadamente, después de las consecuencias de la crisis financiera mundial de 2008, todavía se sienten sus efectos. Es más fácil imaginar que la economía mundial vuele a ser normal, la Unión Europea ha experimentado un crecimiento económico durante siete años consecutivos; el mercado de valores estadounidense ha establecido un record al alza histórico en agosto de 2018 por su trayectoria positiva más larga de su historia; y las tasas de desempleo han caído en muchos de los mercados mundiales. Sin embargo, la confianza del consumidor no se ha recuperado por completo.

La adopción del código LEI juega un papel clave en la rehabilitación de la confianza entre los consumidores y la industria financiera mundial.

¿Qué es el código LEI?

El LEI es un código alfanumérico de 20 dígitos que puede utilizarse para identificar a las partes en las transacciones financieras. Está diseñado en respuesta a la crisis de 2008 – donde la necesidad de una mayor transparencia en el mercado financiero mundial se volvió devastadoramente evidente después de las consecuencias del colapso del imperio Lehman Brothers.

Los códigos LEI son números exclusivos que pueden asignarse a cualquier entidad que lo solicite. Una vez registrado, el código LEI conecta información de referencia clave incluyendo el nombre de la compañía y la titularidad de ésta (incluyendo las compañías matrices). La información proporcionada por la entidad durante el proceso de registro se comprueba a través de fuentes de terceros antes de cargarlas en la base de datos mundial. Esta base de datos está abierta al público gratuitamente online.

¿Cómo el código LEI promociona el crecimiento económico?

Hasta la fecha, los reguladores se han centrado en el potencial en aumento que el código LEI proporciona a la hora de crear informes regulatorios transparentes y la supervisión en las transacciones con instrumentos financieros. Este sistema se creó como respuesta a la crisis y a los retos para tratar las deficiencias en la capacidad de las entidades más importantes de evaluar el riesgo emergente y sistémico. A cambio, estos reguladores tomaron los pasos adecuados para corregir las tendencias peligrosas que se identificaban.

La exhaustiva base de datos del código LEI juega un papel importante a la hora de aumentar la confianza en los mercados financieros mundiales. Es el primer mecanismo que existe para facilitar la identificación simple de millones de entidades legales en todo el mundo que operan en el mercado global.

Antes de la generación del código LEI, la identificación de las entidades legales desde un punto de vista mundial era compleja y costosa, en lo que respecta a los términos monetarios y las horas laborales que se iban en ello. La información recogida sobre la titularidad de una entidad se había a través de chequeos manuales a través de varias fuentes, a menudo, no demasiado fiables.

El código LEI lo hace más simple la hora de encontrar información fiable sobre las entidades en todo el mundo. Dada la afirmación de la Fundación Mundial LEI (GLIEF) sobre que las economías prósperas comienzan con una confianza gradual, no es sorprendente que el código LEI haya sido proclamado como el punto de inicio para mejorar la confianza en las transacciones y el consumidor.

Una transparencia en aumento entre las transacciones empresariales mitiga el riesgo y reduce la probabilidad de fraude, y, por lo tanto, promociona la confianza transaccional. La certeza sobre la identidad de las otras partes en las transacciones aumenta la eficiencia operativa, mientras que proporciona la información necesaria para reducir una mayor exposición y, desde la perspectiva de los reguladores, para vigilar y responder a los riesgos financieros sistémicos.

El código LEI es el estándar actual mundial para promover la certeza en la identidad de las transacciones.