Historia del Sistema del Identificador de Entidad Jurídica y del LEI ROC - Espana LEI
A partir del 3 de enero de 2018, los códigos LEI son obligatorios para todas las compañías que deseen continuar operando con valores.

Historia del Sistema del Identificador de Entidad Jurídica y del LEI ROC

Espana LEI - historia

Historia del Sistema del Identificador de Entidad Jurídica y del LEI ROC


Antes de 2012, los Identificadores de Entidades Jurídicas (también conocidos como códigos LEI, o números o, simplemente como LEI), no existían. En su lugar, cada país utilizaba sus propios códigos y sistemas para hacer un seguimiento de las transacciones financieras. El resultado de todo esto es que era prácticamente imposible identificar las transacciones equivalentes dentro del mercado mundial.

La crisis de 2008 resaltó la necesidad de un marco unificado que permitiera realizar un seguimiento preciso de las transacciones financieras internacionales. En particular, la investigación sobre el colapso de Lehman Brothers se estancó una y otra vez porque los organismos relevantes no pudieron evaluar la exposición de varios participantes en el mercado, ni explorar las conexiones entre los participantes en el mercado global. Estas fallas incorporaron los argumentos que varios participantes del mercado habían apoyado durante años y la necesidad de un sistema internacional que permitiera a las partes relevantes realizar un seguimiento rápido y preciso de las transacciones dentro del mercado global.

El sector privado había intentado y fracasado durante más de 20 años recabar el apoyo suficiente con el fin de implementar un marco de trabajo mundial para identificar y hacer un seguimiento de las transacciones financieras internacionales. Después de la crisis de 2008, algunos pesos pesados en el entorno de la política financiera mundial como la Oficina de Estudios Financieros (OFR, por sus siglas en inglés), se involucraron más a fondo. Finalmente, en el año 2011, los líderes del G20 apelaron al Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) para que constituyera las bases de la creación del marco de trabajo que determinara el código LEI, así como una entidad regulatoria relevante que supervisara la provisión de los LEI. Las recomendaciones de la FSB fueron avaladas subsecuentemente por los líderes del G20 a mediados de 2012 y el primer código LEI fue emitido justo unos meses más tarde, en diciembre de 2012.

Desde entonces, se han emitido más de un millón de códigos LEI a entidades de más de 200 países. Con fecha de abril de 2018, las entidades de Estados Unidos y el Reino Unido han emitido un 13.8% y un 10.6% de todos los códigos LEI respectivamente.

Las jurisdicciones individuales pueden determinar por sí mismas si es necesario que el código LEI sea mantenido por las corporaciones que operan dentro de su jurisdicción. A continuación ponemos a su disposición una lista que indica el estado de los códigos LEI en una serie de jurisdicciones mundiales: https://www.gleif.org/en/about-lei/regulatory-use-of-the-lei.

Desde enero 2018, es obligatorio que cualquier parte que opere transacciones financieras con una contraparte europea, posea un código LEI válido.