¿Qué son los MiFID II y EMIR y porqué son importantes? - Espana LEI
A partir del 3 de enero de 2018, los códigos LEI son obligatorios para todas las compañías que deseen continuar operando con valores.

¿Qué son los MiFID II y EMIR y porqué son importantes?

Espana LEI - MIFID

¿Qué son los MiFID II y EMIR y porqué son importantes?


La MiFID es la Directiva de los Mercados de Instrumentos Financieros y ha estado vigente en toda la UE desde finales de 2007. La MiFID establece:

  • Requisitos de conducta para las compañías y firmas de inversión;
  • Requisitos de autorización para mercados regulados;
  • Información reglamentaria para evitar el abuso en el mercado;
  • Obligaciones de transparencia bursátil en los valores;
  • y Normas relativas a la admisión de instrumentos financieros en las operaciones bursátiles.

Desde entonces, se ha hecho un esfuerzo por abordar ciertas deficiencias con respecto a su política de los valores. La versión nueva, MiFID II, lleva vigente desde el 3 de enero de 2018. La versión renovada ha puesto sus miras en aumentar la seguridad, la transparencia y la eficiencia dentro del mercado europeo, restablecer la confianza de los inversores y retirar el excedente de operaciones extrabursátiles para regular el espacio operativo bursátil.

La MiFID no fue la primera directiva que dio lugar a la creación de un código LEI obligatorio para entidades específicas. Antes de esta actualización, el Reglamento de Infraestructura de Mercados Europeos (EMIR, por sus siglas en inglés), (consultar a continuación para obtener más información), entre otras regulaciones y directivas en Europa, Asia, Canadá y EE.UU., también requerían a las contrapartes de las transacciones realizadas en el mercado financiero, posee un número LEI.

Dicho esto, la MiFID dio lugar a los cambios que entraron en vigor el 3 de enero de 2018 con respecto a las partes que necesitan un número LEI para participar en las transacciones financieras dentro de la UE. Ahora abarca a la mayoría de las entidades jurídicas, como fideicomisos, compañías, fondos de pensiones, organizaciones benéficas, escuelas académicas, asociaciones y algunas sociedad no constituidas.

El EMIR también es digno de mención en el ámbito de las políticas financieras que dan como resultado la obligatoriedad del número LEI. El EMIR fue diseñado para fomentar la transparencia en los mercados de derivados europeos, mitigar el riesgo de crédito y reducir los riesgos operativos. Fue adoptada en 2012 y básicamente requería la posesión de un código LEI a todas las entidades con obligaciones bajo el EMIR.

El alcance del EMIR es tal que puede tener efecto extraterritorial. Es decir, que dos entidades no pertenecientes al EEE que operan en el mercado financiero pueden, no obstante, verse afectadas por el EMIR en ciertas circunstancias. Debe considerar si se aplican las disposiciones extraterritoriales del EMIR si las operaciones ocurren entre sucursales ubicadas dentro de la UE o si alguna de las contrapartes posee un aval de una compañía financiera dentro de la UE.

Todo esto se reduce a que si está operando en el mercado financiero de la UE y es una entidad jurídica (al contrario que un individuo), probablemente necesitará el código LEI.